3 abr. 2009

De discos y virus

Recuerdo los tiempos dorados de los virus. ¿Quien no echa de menos el ping pong? ¿el viernes 13? incluso recuerdo que me padre me metió el miedo en el cuerpo con una anécdota de un virus que rompía el fósforo del monitor aumentando el brillo hasta quemarse. El caso es que era entretenido ver la pelotita del ping-pong rebotando en las líneas de ms-dos.


 









El término Virus es metafórico (por si todavía hoy dia no lo tienes claro), se les llamó así a unos programitas que tenían una forma de propragarse parecida  a la de estos pequeños organismos. Por eso el Mal-ware o el Ad-ware no son virus propiamente dichos, son programas malignos que instalas TÚ y  no se propagan a si mismos. Hoy día los virus se suelen propagar a través del email, pero en su momento no era así. Metías un disco en el ordenador y lo infectabas, ese infectaba otro ordenador que a su vez infectaba más discos, etc... Y cuando digo discos no me refiero a los futuristas CD-ROM, me refiero a nuestros amigos los discos de toda la vida. 3'5" (doble y simple densidad, que gusto daba hacerle el agujero a los antiguos discos y formatearlos a doble, su mega y medio daba mucho de si) y los primeros discos de 5'25" con sus fundicas y sus ruidicos. Esto no era sencillo, el patán medio tenía que asimilar unos términos confusos: Si el disco de 5.25" era blando y flexible, ¿cual seria el disco duro? esta claro, el de 3.5".


thumb_discos


A lo que voy, el miedo a los virus era generalizado. Había gente que saltaba de horror al ver la pelotita  en su ordenador, pero más gracioso era el viernes 13. Como en la película, este virus se supone (y digo se supone porque nunca vi una verdadera víctima de este virus, era toda una leyenda) que si estabas infectado y encendías tu ordenador en esta fecha te borraba el contenido del ordenador. Lo irónico es que por aquellos tiempos la mayoría de ordenadores no tenían disco duro por lo que con hacer una copia del disco de arranque ibas más seguro que una virgen en una convención de star-trek. En mi casa no se encendía el ordenador en esa fecha, y le aconsejábamos a amigos y familiares que cambiaran la fecha del sistema, ya sabéis del rollo "agáchense y cúbranse".


Un día, me encontraba en casa de un amigo al que le iba a pasar "la abadía del crimen" (gran juego del momento) ¿o era el arctic fox? ni idea. El caso es que saltó la ya nombrada pelotita en la pantalla. Le dije que era un virus y el me regaló una de las joyas de la corona de este diario: "Claro, eso pasa porque dejas los discos sin funda, le entran virus" Si no le encontráis la gracia es que soís demasiado patanes para leer este diario, y más os valdría ponerle una bufanda a vuestro ordenador, no vaya a ser que se refríe.