14 abr. 2012

El geek huye de la lluvia


Si pretendes abandonar el patanismo y seguir el Camino del Geek has de saber que, esencialmente, en la vida del geek rigen las mismas normas vitales que en las del mogwai:
  • No exponerlo a las luces brillantes ni a recibir la luz del Sol, ya que ambas lo matarían.
  • Nunca darle agua ni mojarlo.
  • Nunca alimentarlo después de la medianoche (hay que tener en cuenta que la hora geek es la hora local del lugar de fabricación de sus gadgets).
En este artículo nos centraremos precisamente en uno de los archienemigos del geek: la lluvia. Sí, ya sé, tu móvil viene con programas que muestran la previsión meteorológica, incluso desglosada por horas. Pero sólo sirven para tener una idea general del tiempo los próximos días. Sin embargo, un geek necesita información actualizada. ¿Qué nos da información instantánea y nos permite saber dónde está ya lloviendo? La Wikipedia tiene la respuesta:
Un radar meteorológico es un tipo de radar usado en meteorología para localizar precipitaciones, calcular sus trayectorias y estimar sus tipos (lluvia, nieve, granizo, etc.).
Es habitual que se pueden consultar los radares meteorológicos de tu región a través de Internet usando un navegador web. Así puedes ver la evolución de la lluvias en los últimos minutos y, mirando la trayectoria, anticipar si va a lloverte encima. 

Pero, ¿no sería de gran ayuda que alguien lo mirara por ti y te avisara de que está lloviendo cerca de donde tú estás? Pues eso es precisamente lo que hace el programa que te presentamos hoy: Alarma de Lluvia.












Esta aplicación cuenta con varias versiones, en función de los mapas que utiliza, los de Google o los de OpenStreetMap (en este caso, aparece OSM en el nombre de la aplicación). Las versiones de pago eliminan un pequeño banner de publicidad en la parte inferior. Alarma de Lluvia consulta los datos de radar más cercanos a tu posición y te avisa cuando detecta lluvia dentro de una distancia umbral. Por supuesto, esta distancia, así como la forma de aviso (vibración, LEDs, etc.), son configurables. 

Si abres la aplicación, puedes ver un mapa con tu ubicación y la de los frentes lluviosos que te rodeen. Mediante los controles de reproducción puedes ver qué trayectoria sigue la lluvia y calcular cuándo llegará donde estés (si es que eso sucede).

Ya sabes, si a partir de ahora te llueve encima, es porque quieres.